martes, 1 de noviembre de 2011

"En algunos casos estoy a favor del aborto"


En la facultad hicimos una encuesta y muchos chicos dijeron que estaban en contra del aborto pero que estaban a favor en algunos casos. Al principio esta frase me sonó medio chocante. Siempre pensé que si uno sabe que el aborto es quitarle la vida a un ser humano antes de nacer, defendería este derecho de vivir sea cuales fueran las circunstancias en que se encuentre una mujer que quiera cometer un aborto. Después entendí que son muy difíciles las situaciones en las que una persona se puede encontrar. En este punto traté de ponerme en el lugar de una futura madre que se encuentre en una enfermedad y la única "opción" sea matar al bebe por nacer; en una madre que no tenga plata para mantener a la criatura; una mujer que haya sido violada; otra que el niño dentro de ella tenga alguna malformación o un síndrome; o en una que simplemente no quiera tener al no porque no siente que pueda ser una buena madre. En definitiva, en todas estas situaciones lo que la embarazada busca es su felicidad y la felicidad de los suyos. En este punto también coincido con estas mujeres, no quisiera por nada del mundo que no tuvieran esta felicidad que buscan, que todos buscamos. Pero ¿quitarle la vida a un ser humano, carne de su carne y sangre de su sangre puede dar esa felicidad? Existen testimonios de mujeres muy valientes que han dado hasta su vida por un hijo. Una de ellas es Gianna Beretta Molla quien falleció a raíz de un tumor en el útero en 1962 y fue canonizada por Juan Pablo II en el 2004; Otra, la madre de Beethoven, tuberculosa, casada con un alcohólico que tuvo a su hijo; la madre de Steve Jobs que a pesar del desacuerdo con sus padres de tener al hijo lo dio en adopción; y otro caso reciente el de Stacy Crimm que murió este año en Estados Unidos de cáncer de cuello por no recibir quimioterapia durante su embarazo. En una situación así es comprensible que no se encuentre una salida distinta al "problema", pero erradicar este "problema" solamente traería otros problemas. "Íbamos en el coche y la radio daba una información sobre las declaraciones de un político que hablaba del derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo y del derecho a abortar. Mi hijo de forma espontánea me preguntó, literal ¿por qué las mamás matan a los niños que llevan en la barriga? ¿tu también me hubieras podido matar y no habría pasado nada, verdad? No supe que contestar porque yo también aborté hace 20 años… Soy una profesional de éxito, estoy casada y tengo dos hijos. No me considero una “carca” y la verdad es que no sabría como definirme, no soy conservadora ni progre, solo intento ser persona cada día.

A todas las mujeres que quieren abortar les diría:
1- Cuando una mujer es madre se da cuenta que todas las cosas que antes consideraba importantes, pasan a
 un segundo plano.

2- Un hijo no te hipoteca, sencillamente te enfrenta a una realidad que quizás no planeabas, pero como todo
 en esta vida hay que afrontarlo con coraje y responsabilidad. Quizás sea la decisión más importante y
 trascendente que hayas de tomar. Mi vida programada por su vida.

3- Si decides abortar piensa por un momento en aquella “cosita” que tan solo mide unos milímetros y que te
 necesita a ti para poder ser.

4- Las mujeres tendríamos que unirnos e iniciar una revuelta social y en lugar de pedir más facilidades para
 abortar, exigir más ayudas efectivas para poder “realmente” decidir sobre nuestro cuerpo y el bebé que esperamos.

5- Se habla de la salud mental de las mujeres que se quedan embarazadas y no desean tener a su hijo, pero no se habla de las repercusiones psíquicas en las mujeres que un día abortaron. Yo, personalmente, he quedado marcada para toda la vida." Conocí de cerca muchos testimonios como este porque mi madre trabajó en la Fundación Sí a la Vida de El Salvador, donde muchas mujeres reciben ayuda. Tuvimos la suerte de cuidar por unos días, a una beba que la madre valientemente la dio en adopción y me emocionó cuando la tuve en mis brazos, pensando que meses antes pude no haberla conocido.  Una vez hecho un aborto no se puede volver el tiempo atrás y ese niño no tendrá nunca lo posibilidad de nacer. Ronald Reagan dijo una frase muy cierta: ‎"He notado que todos los que están a favor del aborto ya han nacido." A mi en lo personal me gusta hacerla positiva y mi frase sería que agradezco a mi madre que bajo cualquier circunstancia quiso que yo naciera y dijo: sí a la vida. Yo también quiero defender el derecho a la vida de los no nacidos. ¿Y tú?

1 comentario:

  1. y yo? yo también digo si al derecho a vivir de lo que no han nacido.
    El otro problemas, además de los problemas psiquicos que conlleva el aborto y no se trata, es que si se legaliza, no van a abortad madres con situaciones limite nada mas, va a extenderse como la "solución" fácil a "un imprevisto". Porque no creo que hoy en dia la mayor cantidad de abortos se realice por casos de violacion si no por cuidar "reputaciones familiares".

    ResponderEliminar